14 de enero de 2010

Años de Injuve I


Seis ensoñaciones en medio de una soledad

El INJUVE ha sido la respuesta a toda una generación de creadores, un empuje tan necesario que, sin su existencia, con toda probabilidad
la genealogía ya truncada, no hubiera sido restablecida tras años de deterioro y olvido. Ha sido el caldo de cultivo que ha provocado una avalancha de páginas de calidad cuya motivación fue este certamen, páginas que de otro modo y sin plazo hubieran sido realizadas con menor premura y quizás nunca hubieran existido.

De cómo llego a ser

Antes de ser, fue, y así entre los años 1990 a 1992, bajo coordinación de Felipe Hernández Cava y por encargo de Jorge Díez desde el servicio de publicaciones se realizó una sección dedicada a la historieta dentro de la revista Inju
ve, acompañada de la muestra anual llamada Nuevas Viñetas (1). Se presentaron autores jovenes y en número de trece por año (2). En 1997 con la vuelta al Instituto de la Juventud de Jorge Díez al servicio de Programas del Injuve se establecieron una serie de concursos, entre ellos uno dedicado a la historieta. Eran años en los que una mirada distinta no tenía ubicación alguna, ¿qué salidas reales tenían autores nóveles?, existian unos pocos, muy pocos, fanzines en los que esa mirada podía encontrarse. Aquellas bases del año 1998 abría una pequeña puerta a unos autores, que casi sin haber publicado, sin tener obra en las estanterias, se encontraban con que no tenían salida alguna ni posibilidad de mostrarse. La mirada distinta (3), la no inerte, no existía de forma constante en el momento en que aparecieron las bases para la primera edición del nuevo Cértamen de Cómic INJUVE, la homogénea monotonia de las propuestas nos hacía añorar un pasado de Madriz y Cairo, de Medios Revueltos y Ojo Clínico, un pasado donde hubo cierta gloria y cierta repercusión social. ¿Qué pudo sentir el autor ante semejante propuesta? Tan distinta y de ruptura comparada con el resto de concursos y certámenes del país. La primera impresión sin lugar a dudas fue la incredulidad, releer las bases sin descanso se transformó quizás en una necesidad en un hábito que a fuerza de su relectura la transformáse en realidad. Hasta aquel momento ante el autor sólo había la nada más abrupta frente a las páginas del fanzine. La repetida vuelta a la fotocópia y a la imprenta amiga. El INJUVE representaba una via de escape, un lugar para transitar, una invitación, un pasaje. Varios premios de cuantía estimable, una exposición con una itinerancia, un catálogo sin ningún límite técnico, no importaba si las páginas ya habían sido publicadas, se premiaba el trabajo aunque no fuera inédito, la presentación de un dossier de copias nunca de originales. En la propia organización se esperaba con expectación la respuesta, el planteamiento dependía de si existía la calidad, no ya notable, sino suficiente para mantener el proyecto el mayor tiempo posible, e incluso algún miembro tenía sus dudas a este respecto. En Noviembre de 1998, los autores premiados y seleccionados viajaron hasta Madrid, y empezaron a sentirse parte de un todo, a sentir la historia que les precedió, a ser parte de ella. Las dudas se resolvieron, el primer certamen fue un éxito desde todos los puntos de vista, de la organización, de los premiados y seleccionados; y para el autor, sobre todo para él, aquello no era más que la huida de la insula.


De cómo ha sido

Seis certamenes, seis años de ilusiones, han hecho cambiar muchas cosas.
José Luis Agreda, Mayte Ayala, Nacho (Ignacio Casanova), Juan Sin Miedo (Alfonso Abad y Germán Tejerina), Ladislao Kubala, Andrés G. Leiva, Antonio Lucas, Fco. José Marchante, Concceta Probanza, Luis Angel Puente Román, Juan C. San Roman, Santiago Valenzuela, Isaac Bosch y Malagarriga, Juan E. Esteban, Claudia Ferrer
as, Lorenzo Gómez, Ignacio González, Carlos Maiques, Rocío del Moral, Francisco Redondo, Carles Román, Gerardo Sanz, Javier Argul, Pablo Auladell, Luis Manchado, Raquel Jiménez, Gustavo Rico, Raúl Sanchez, Santiago Sequeiros, Manuel Ortega, As long as heaven (Javier Botet, Manuel David Pareja, Juan José Alonso), Laperla y Kosinski (Artur Díaz y Marcos Prior), Miguel A. Díez, Pedro F. Navarro, Alex Fito, Fidel Martínez, Tomeu Morey, Grupo Excéntrico (Jose Manuel Robledo, Marcial Toledano, Laura López), Alberto Vázquez, Miguel A. Bejerano, Esther Gili, Gabriel Hernández Walta, Jali (José Angel Labari), Alvaro Ortíz, Fermín Solis, Alejandro Viñuela, Jorge García, Daniel Gª Cuenca, Guitián, Olga Latorre, Lola Lorente, Pedro Rodríguez Rodríguez, han sido los premiados y los accesit de estos certámenes. La mayoria de estos autores hasta su presentación en el INJUVE eran auténticos desconocidos, este certamen ha dado ese apoyo que necesitaba la historieta ese empuje que vino a llenar el hueco que la empresa privada, e importadora recalcitrante, no potenciaba, en el mejor de los casos, o que directamente ignoraba. El INJUVE ha fomentado la nueva creación de manera exponencial llegando en algo más de un lustro a ser un condicionante, o una de las condiciones, que han desarrollado la efervescencia de las pequeñas editoriales donde antes sólo estaba Edicions de Ponent en el ámbito editorial y Como Vacas Mirando el Tren e Idiota y Diminuto en el ámbito del fanzine. El certamén se desarrolló en un primer momento estableciendo un catálogo de premiados, accesit y seleccionados; en su segunda edición, en el año 1999, se eliminaron de la publicación los seleccionados a favor de un mayor número de páginas para los premiados y accesit. En la tercera edición, en el año 2000, el catálogo cobraría ya su forma definitiva uniéndose a la edición los premiados y accesit del certámen de ilustración. El INJUVE otorgaba anualmente tres premios y un número de accesits que variaba entre seis y nueve. Su jurado estaba formado por nombres de reconocido prestigio (4). Garantia de supervivencia e imparcialidad para el evento.


De ConSecuencias

La itinerancia de las exposiciones del INJUVE se realizaba, además de en nuestro pais, a traves de diversas ciudades de Iberoamerica, debido a este hecho y en colaboración con la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y la Agencia Española de Cooperación Internacional, además del apoyo de la Casa de América de Madrid, a partir del año 2000 y con cadencia bienal se inició el proyecto ConSecuencias que consistia en la edición de un catálogo y la creación de una exposición que mostrase la historieta de los paises o areas iberoamericanas. El primer catálogo fue dedicado a la historieta argentina, el segundo comisariado por Felipe Hernández Cava a la historieta brasileña. Se estrecharon lazos entre los autores del INJUVE y ConSecuencias con este motivo se desarrollaban actos conjuntos bien en España, bien en Iberoamérica.

(Continuará...)

Notas

1.”Injuve: Lugares de resistencia”, Jorge Garcia, Trama, nº23, Astiberri, 2003.

2. En 1990, Rafael Bernabeu, Ricard Castells, Juan Luis Corcuera, Mauro Entrialgo, Enrique Flores, Jesús Gras, Manolo, Manuel Nguema, Javier Olivares, Calpurnio, Romance Atónito, Alfons Tamayo y Javier Vazquez. En 1991, Angel Fernández, Fernando Iglesias y Carlos Portela, Linhart, Germán Menino, Isidro Ferrer, Jesús Sanz, Jose Antonio Troya, Miguel Serrano Almagro, Mikel Díaz de Corcuera, Patricia Albajar, Kosta, Rosana Perez, Santiago Sequeiros. En 1992, Alejandra, Alvarez Rabo, Emilio Mula, Fernando Gómez, Gabi, Joan Frau, Julian Garcia Muñoz, Maria Colino, M. Dorada, Mikel Valverde, Miquel Zueras, Pablo Milicua, Rafael Sañudo.


3. Me niego a usar el término de mirada “independiente” o “historieta independiente”; independiente ¿de qué?, ¿de la estupidez, quizás?.


4. A lo largo de los seis años, Jorge Díez, Jesús Cuadrado, Felipe Hernández Cava, Jesús Moreno, Jordi Sanchez, Laura Pérez Vernetti, Victoria Martos, Mariana Chiesa, Pere Ginard, Carlos Portela, Luis Alberto de Cuenca, Angel de la Calle, Francisco Camarasa y los autores premiados Paco Marchante, Carlos Maiques y Lorenzo Gómez.


© Pedro F. Navarro, 2004

(Artículo publicado originalmente en la revista Las Estaciones de Nemo nº31 en el otoño de 2004)